Dónde dormir en París

La Place des Vosgues en pleno Marais es un entorno muy agradable para pasear y tomar un cafe dónde solía sentarse Claude Chabrol cuando imaginaba sus peliculas. En los alrededores encontramos numerosos hoteles.
La Place des Vosgues en pleno Marais es un entorno muy agradable para pasear y tomar un cafe dónde solía sentarse Claude Chabrol cuando imaginaba sus películas. En los alrededores encontramos numerosos hoteles.

La  ciudad  de París ofrece una diversidad increíble de hoteles. Encontramos hoteles conocidísimos en el mundo entero donde duermen príncipes, millonarios y artistas de Hollywood. Encontramos también los hoteles estándar de las grandes cadenas hoteleras. Existen hoteles familiares y franquicias y los tenemos de todos los tipos y sobre todo precios y estrellas.

En esta sección intentaremos simplemente darles algunas que les puedan ayudar a escoger el hotel que más les convenga.

En París hay hoteles en todas las zonas de la ciudad, por lo que podemos escoger nuestra residencia en función de la cercanía a un punto, ya sea turístico (el Sena, la Torre Eiffel, el Louvre, la Opera, Père-Lachaise, la Biblioteca Nacional de Francia BNF, etc.…) o laboral. Podemos buscar, y encontrar nuestro hotel en función de la calidad, del tipo de hotel o aparthotel. Con todo hay zonas donde abundan los hoteles.

Por ejemplo, junto a las grandes estaciones ferroviarias encontraremos múltiples hoteles: la Gare de Montparnasse, Gare de Lyon, Austerlitz, Gare de l’Est y Gare du Nord.

También en torno a los aeropuertos, Orly y Charles de Gaulle hay muchos hoteles de las grandes cadenas, pero tenga en cuenta que los aeropuertos de París se encuentran muy alejados del centro.

La zona de los Campos Elíseos cuenta con numerosos hoteles de muy diversa calidad ya que hacia el Sena se sitúan algunos de los hoteles más lujosos de París y en cambio hacia el otro lado encontraremos hoteles de menor categoría y precio, eso sí junto a la avenida más famosa del mundo.

Montmartre es otra zona donde abundan los hoteles, algunos con mucho encanto y tranquilos, otros inmersos en el maremágnum de Pigale y sus clubs.

La zona del Louvre y del Palais Royal cuenta también con algunos hoteles muy lujosos, peor también con pequeñas fondas sobre todo hacia la zona del museo Pompidou. Rápidamente los ambientes y la calidad cambian, ténganlo en cuenta.

La Opera y los grandes boulevares donde encontramos los grande almacenes también poseen hoteles de muy diversa calidad.

El barrio del Marais, ofrece pequeños hoteles bastante atentos con mucho encanto en mitad de este diverso barrio lleno de animación y edificios de interés.

El barrio Latino y Luxemburgo, poseen mucho encanto, con la Sorbona, la zona universitaria, etc. Además las callecitas hacia el Panteón y el animado y desconocido barrio de Mouffetard tienen rincones muy agradables a un paso del centro. Los hoteles de esta zona son pequeños y también muy diversos.

Otras zonas de París hacia el sur y el este cuentan con hoteles también interesantes, con el pequeño problema de estar un poco alejados del centro. Sin embargo, sus precios serán, seguramente bastante más competitivos.

Si lo que busca es un precio aceptable (los hoteles en París no son excesivamente caros, aún cuando las diferencias de precios son, evidentemente muy grandes. Por unos 50€ se pueden encontrar habitaciones muy correctas), y un servicio estandarizado y sin sorpresas puede decidirse por los hoteles del límite de París, bien comunicados con el centro, pero situados sobre la autopista periférica que rodea París. Las grandes cadenas poseen muchos hoteles en esta zona, y no deja de ser una buena alternativa.

Pequeñas pistas y ayudas.

Los europeos no deberían tener ningún problema para registrarse en los hoteles, las personas provenientes de fuera de Europa deberán, en cambio, presentar su pasaporte y rellenar, en algunos casos un formulario.

En París, como en otras ciudades de Europa, es frecuente que existan habitaciones sólo con lavabo. Confirmen que su habitación posee baño completo con ducha. Es posible que las habitaciones con baño completo cuesten un poco más. De lo contrario tendrán que usar los baños externos situados en los pasillos.

Los horarios en París nada tienen que ver con los horarios de cualquier ciudad española, y menos de las grandes capitales. Es posible que el hotel cierre a una hora determinada, generalmente muy pronto. Confirmen los horarios de cierre y la manera de poder entrar en el hotel. De todas formas ustedes notarán que a partir de las 8 de la tarde, sobre todo en invierno, las calles se vacían y mayor parte de las tiendas, bares y restaurantes cierran sus puertas. A las 10 de la noche sólo los turistas llenan las calles.



Booking.com