Versalles

Jardines del Palacio de Versalles
Jardines del Palacio de Versalles, capital del Reino du Roi Soleil Luís XIV

Versalles, la antigua capital real, la ciudad de la Corte, construida realmente a partir del primer palacio por Luís XIII a principios del sigo XVII. Centro del mundo que coincidirá con el apogeo de la Francia de Luís XIV y XV, con el espectacular Palacio de Versalles. Centro del mundo una vez mas cuando estalla la Revolución en 1789, rápidamente Versalles, representación del Antiguo Régimen, pasará a segundo, a tercer plano. La ejecución del rey Luís XVI y de María Antonieta pondrá punto final al esplendor de Versalles. Relativamente olvidada durante el siglo XIX, la entrada en el XX lo recuperará para la historia ya que en sus palacios se firmaran los tratados que pondrán fin a la Grande Guerre. Los tratados de Versalles, Trianon, el Armisticio, el fin de las carnicerías de 1914-18. Lamentablemente la guerra continuará su triste recorrido por todo el siglo XX, pero Versalles habrá renacido. Sobre todo gracias su Palacio, reconvertido por la República francesa en monumento de un pasado del que quiere distanciarse pero que, al mismo tiempo, también es el recuerdo histórico que muestra la grandeza de ese mismo pasado. La grandeza de la opresión feudal y absoluta, el lujo extremo y el alejamiento total con respecto a la realidad del país, causa final de la propia Revolución. Bertrand Tavernier, muestra tan bien ese ambiente decadente prerevolucionario en su película “Que la fête commence” con los geniales Philippe Noiret, Jean Rochefort y Jean-Pierre Marielle. O Patrice Leconte en “Ridicule” con Charles Berling, Fanny Ardant o de nuevo el mágnifico Jean Rochefort.

Todo esto ha sido Versalles, pero ¿qué es hoy Versalles? Hoy Versalles es una ciudad media, una ciudad de clase acomodada, con unos 90.000 habitantes, a 15 kilómetros del centro de París, capital del departamento de Yvelines, ciudad verde, ciudad dormitorio, ciudad tranquila, ciudad aburrida. Es todo ello y es además uno de los lugares más turísticos de toda Francia. El Palacio de Versalles atrae a millones de turistas, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y centraliza buena parte de la vida económica, cultural y social de la ciudad.

Dada la importancia del Palacio de Versalles le hemos dedicado una página únicamente para él. Visite la sección de otros destinos, Palacio de Versalles, en donde encontrará toda la información relativa a este inmenso y precioso monumento. Para las informaciones complementarias (dónde dormir, dónde comer, de compras, etc, son compartidas por la página del Palacio de Versalles y la de la ciudad de Versalles).

Un poco de Historia

Cuadro del plano de Versalles
Cuadro del plano de Versalles

El primer palacio y finalmente el origen de la presencia real en Versalles se deben a Luis XIII a principios del siglo XVII. Su hijo ya desde joven se imaginará gobernado el reino desde allí. Luís XIV que reinará durante 72 años de 1643 a 1715. Ese larguísimo reinado marcará una época y le permitirá ver el Palacio terminado. El edificio más esplendoroso de toda Francia fue construido, como decimos, durante en el reinado de Luís XIV que principalmente lo utilizaba en su retirada de fin de semana para ir a cazar con los nobles de la corte o como casa de campo para descansar.

Encantado con el ambiente y el paisaje realizó grandes reformas que coincidieron con momentos personales y políticos importantes. Una de las razones de la inmensidad del Palacio de Versalles se debe a a intencionalidad política de la arquitectura de Versalles. La corona decidió concentrar a la nobleza en torno a la corte aislandola de sus feudos y territorios, lo que reforzó el centralismo del Rino y la figura del Rey. Previno las revueltas de la élite y facilitó los procesos de centralización posteriores, aprovechados por la Revolución, el Imperio y las sucesisvas Repúblicas. Fue él, también quién decidió trasladar el tribunal de justicia y el gobierno de facto a la ciudad de Versalles como capital no oficial.  Luís XV mantuvo un tiempo la capitalidad en Versalles, pero su gobierno más débil hizo que la Corte se desplazase parcialmente a París.

La última remodelación fue la más impresionante, ya que añadieron dos alas laterales dando al palacio una longitud de 500 metros, otorgando el aspecto actual a Versalles.

Durante la Revolución varios acontecimientos fundamentales tendrán lugar en Versalles, la reunión de los Estados Generales, la Declaración de Jeu de Paume que marcaba la creación de la Asamblea Constituyente entre otras. La caída del gobierno monárquico y la ejecución de Luís XVI y María Antonieta cierran el periodo absoluto de Versalles.

Mucho más tarde, en 1918, se firmará en la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles, el Tratado de Versalles que pondrá fin la I Guerra Mundial. Actualmente el Palacio de Versalles se utiliza para recibir jefes de Estado de otros países y sobre todo como emblema turístico de  Francia, complemento ineludible a un viaje a París.

El Palacio ha sufrido algunas reformas pero su aspecto exterior no ha cambiado. Sus jardines son pequeñas obras de arte de la jardinería, gracias a la variedad de plantas, flores, formas y la combinación de todas ellas hacen un lugar esplendido para pasear y relajarse.

Más allá del Palacio de Versalles…

Pero como hemos dicho, la ciudad no se resume, a pesar de todo, al Palacio. En las secciones de la ciudad encontrará toda la información necesaria para apreciar la ciudad en su justa medida.

Hoy Versalles es una ciudad tranquila, donde la animación no se acerca a la de París, pero que tiene encanto si queremos verlo. Las pequeñas tiendas de Antigüedades, las desiertas calles con bellos edificios llenos de historia, los grandes jardines donde uno se imagina pasear todos los domingos y recorrerlos en bicicleta. Sus festivales, de jazz, sus reuniones de historiadores y sus salones del cómic, añaden interés al Palacio. El Palacio de Versalles que con su larga sombra oculta un patrimonio mucho mayor, como la Salle de Jeu de Paume, el Ayuntamiento, la Place du marché de Notre Dame, la catedral Saint-Louis…

Fragmento de la película de Gérard Corbiau, Le roi danse, El rey baila, sobre la compleja vida de Luís XIV.

Si desea informarse sobre cómo conocer Versalles, a pié, por libre o con una visita guiada,  vea  nuestra página de RUTAS POR VERSALLES Y PARÍS