Museos en París: Museo d’Orsay

Magnífica vista del Museo de Orsay desde el río Sena. Foto flickr de jpguk.El Museo de Orsay se encuentra un lugar privilegiado de París, en la orilla izquierda del Sena, y casi enfrente del Museo del Louvre. Está dedicado a las artes plásticas del siglo XIX, y presenta una importante muestra de pintura moderna; de hecho uno de los aspectos más atractivos es el gran número de obras dedicadas al Impresionismo.

En sus tres niveles se exponen todas las formas de arte: arquitectura, escultura, pintura, artes decorativas, cine, fotografía y música, que son presentadas dentro de un orden cronológico del periodo que va de 1848 a 1914. De esta manera, se llena el espacio de tiempo que hay entre las colecciones del Museo del Louvre, dedicadas a la antigüedad hasta la Primera Guerra Mundial, y las del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo del Centro George Pompidou.

En el museo podemos admirar obras de arte conocidas como “El desayuno sobre la hierba” de Edouard Manet, la Pequeña bailarina de Degas, “Noche estrellada” de Vincent van Gogh, “Jane Avril bailando” de Henri Toulouse Lautrec o “Le Moulin de la Galette” de Auguste Renoir. También destacan las esculturas de Rodin.

En él tienen lugar exposiciones temporales, así como diferentes manifestaciones culturales, como conciertos, cine, teatro de sombras, conferencias y coloquios, y también espectáculos destinados a un público joven. Dichas manifestaciones se realizan en el auditorio, como un festival anual consagrado al cine en sus orígenes.

Secciones del Museo

Nuevo Museo de Orsay

Sección Pintura

Sección Escultura

Sección Artes Gráficas

Sección Fotografía

Sección Artes Decorativas

Sección Arquitectura

Horarios

Magnífico el reloj de la antigua estación de Orsay que puede ser admirado en el Café de lion del museo.

De 9:30 a 18:00 (martes, miércoles, viernes, sábados y domingos).

De 9:30 a 21:45 (jueves)

Venta de billetes hasta las 17 y hasta las 21 los jueves

Fin de la visita a partir de las 17:30 y a las 21:15 los jueves

Grupos admitidos con reserva de martes a sábado de 9:30 a 16:00, hasta las 20:00 los jueves

Cerrado todos los lunes y el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

Tarifas

Tarifa normal: Un poco mas carasi incluye también exposiciones temporales)

Tarifa reducida: Idem.

*Jóvenes de 18-25 años que no pertenecen ni residen en la Unión Europea

*Para todos a partir de las 16:15, menos los jueves

*Para todos los jueves a partir de las 18:00 (tarifa nocturna)

Gratuita:

* Niños y jóvenes hasta los18 años

* Jóvenes de 18 a 25 años que pertenecen a la Unión Europea

* Visitantes minusválidos con un acompañantes

* Parados

*Para todos el primer domingo de mes

Acceso

Puerta A: visitantes individuales sin entrada
Puerta C: miembros, visitantes con entrada o pase, visitantes prioritarios

*Posibilidad de audioguía o visita con conferenciante

Servicios

Existe una librería situada a la entrada del museo con más de cinco mil títulos de referencia para el periodo 1848-1914, con libros sobre  pintura, escultura, arquitectura, fotografía…y las colecciones de los museos franceses y extranjeros. Además de una sección de papelería con carteles, postales…y una sección de regalos y joyas inspirados por los artistas del periodo.

No deje de visitar el antiguo restaurante del hotel de Orsay, clasificado Monumento histórico, que está situado en el primer piso del museo, que ha conservado su magnificencia desde su apertura en 1900. Destaca la belleza de sus techos pintados, los dorados y las brillantes arañas. Además, puede disfrutar de la cocina tradicional francesa del más alto nivel.

El Café du Lion destaca por estar situado al pie del gran reloj de la antigua estación de Orsay. Vale la pena visitarlo para admirar su gran belleza.

Además existen otros servicios, como un ropero gratuito para los visitantes donde se pueden dejar abrigos, bolsos y objetos de valor. Y también préstamos de sillas de ruedas y de cochecitos para bebés; ascensores y rampas de acceso por lo que el recorrido por el museo y por las zonas comerciales es totalmente accesible a personas con movilidad reducida. Finalmente, las autoguías le ayudarán a descubrir las colecciones permanentes por 5€.

Historia del Museo de Orsay

Un museo en una estación

El magnífico Palacio de Orsay en el lugar donde hoy se sitúa el museo.
El magnífico Palacio de Orsay en el lugar donde hoy se sitúa el museo.

El Museo de Orsay se sitúa en pleno corazón de París, a orillas del río Sena, en frente del Jardín de las Tullerías. El edificio era una antigua estación de tren, la estación de Orsay, construida para la Exposición Universal de 1900. De esta manera, el edificio en sí se ha convertido en la primera obra de las colecciones del Museo de Orsay que presenta el arte desarrollado entre los años 1848 y 1914.

Historia del sitio

La calle de Lille traza el eje principal del antiguo jardín de la Reina Marguerite de Valois, esposa repudiada de Henri IV. Cuando murió, el dominio fue vendido en lotes, y se construyeron palacetes particulares en el barrio, mientras que a orillas del río un puerto llamado la Grenouillière acogía a los trenes de madera traídos por almadía en el Sena.

El muelle de Orsay comenzó a construirse en 1708 a partir del Pont Royal y fue terminado bajo el Imperio. La vocación aristocrática del lugar se impone definitivamente a finales del siglo XVIII con la construcción entre 1782 y 1788 del Hotel de Salm, hoy Palacio de la Legión de Honor.

En el siglo XIX, el emplazamiento de la futura estación de Orsay estaba ocupada por dos construcciones: la Caserna de la caballería y el Palacio de Orsay, edificado entre 1810 y 1838. En un primer momento fue destinado al Ministerio de Asuntos Exteriores y, más tarde, al Tribunal de Cuentas y al Consejo de Estado. Durante la Comuna de 1871, el barrio fue incendiado, y durante 30 años los muros calcinados del Palacio de Orsay fueron testimonio de los horrores de la guerra civil.

La Estación de Orsay

En vísperas de la Exposición Universal de 1900, el Estado cede el terreno a la Compañía de Ferrocarriles de Orleáns que, desfavorecida por la posición excéntrica de la estación de Austerlitz, proyectaba construir una estación Terminal más central en donde se encontraba el Palacio de Orsay. Los arquitectos consultados en 1897 se veían enfrentados a los imperativos vinculados al lugar: la elegancia del barrio, la cercanía del Museo del Louvre y de la Legión de honor. Finalmente, la construcción fue encargada a Victor Laloux, que acababa de terminar el Ayuntamiento de Tours.

Galería central del museo de Orsay.

La estación y el hotel se construyeron en dos años y fueron inaugurados para la Exposición Universal el 14 de julio de 1900. En el exterior, Laloux esconde las estructuras metálicas de la estación por una fachada de piedra de estilo ecléctico. En el interior se impone el Modernismo: planos inclinados y montacargas para los equipajes, ascensores para los viajeros, dieciséis vías en el subsuelo, servicios de recepción en la planta baja y tracción eléctrica. El gran hall de 32 m de alto, 40 m de ancho y 138 m de largo era precedido a lo largo del muelle por un vestíbulo y un soportal abierto.

Entre estación y museo

La estación fue utilizada sucesivamente como centro de expedición de paquetes a los prisioneros durante la guerra, y después como centro de prisioneros en la Liberación. Sirvió de decorado a muchas películas, como “El Proceso” de Orson Welles, adaptada de la obra de Kafka. Y también como refugio provisional para la compañía de teatro Renaud Barrault y más tarde para los peritos tasadores durante la reconstrucción del Hotel Drouot.

El hotel cierra sus puertas el 1 de enero de 1973 después de haber tenido un importante papel histórico ya que en su Salón de Actos, el General de Gaulle dio la conferencia de prensa que anunciaba su regreso al poder.

En 1973, la Dirección de los Museos de Francia ya está pensando en implantar un museo en la estación para representar las obras de arte de la segunda mitad del siglo XIX. A pesar de que se veía amenazada de ser demolida y reemplazada por un gran hotel moderno, hubo un resurgimiento del interés por su conservación, y en marzo de 1973 fue inscrita en el inventario suplementario de los Monumentos históricos.

En 1977, se tomó la decisión oficial de construir el Museo de Orsay en consejo interministerial por iniciativa del presidente Valéry Giscard d’Estaing. En 1978, el edificio fue clasificado monumento histórico y se creó el establecimiento público del museo para dirigir la construcción y el funcionamiento del museo. El 1 de diciembre de 1986, el presidente de la República, François Mitterrand inaugura el nuevo museo que abriría sus puertas el 9 de diciembre.

Arquitectura

La transformación de la estación en museo fue obra de arquitectos que debían respetar la arquitectura de Victor Laloux reinterpretándola en función de su nueva vocación. Se destacó la gran nave utilizándola como eje principal del recorrido y se transformó la marquesina en entrada principal.

El edificio tiene tres niveles: en la planta baja, las salas se sitúan a ambos lados del patio central. En el nivel intermedio, las terrazas dominan el patio y conducen a las salas de exposición. El piso superior se encuentra encima del vestíbulo que bordea el muelle y que se prolonga en la parte más elevada del hotel que da a la calle de Bellechasse.

Las exposiciones de las obras se encuentran en diferentes espacios: en el Pabellón anterior, los pasajes acristalados del gran tímpano oeste de la estación, el restaurante del museo (situado en el antiguo comedor del hotel), el café de Hauteurs, la librería y el auditorio.

Museografía

El acondicionamiento del interior fue realizado por un equipo de escenógrafos y de arquitectos. Responde al volumen desmesurado de la antigua estación. Así, se creó una presentación unificada dentro de una gran diversidad de volúmenes sobre todo por la homogeneidad de los materiales utilizados: revestimiento de piedra en el suelo y muros.

La luz juega un papel importante en el museo. Tanto la luz del día como la iluminación artificial ofrecen variaciones de intensidad en función de las obras presentadas.

Entradas.