Exposición de Dalí en el Centro Pompidou de París

El Museo George Pompidou acoge una retrospectiva del famoso artista surrealista, Salvador Dalí.

El Centro Georges Pompidou de París presenta una exposición en homenaje al célebre artista español Salvador Dalí (1904-1989) que estará hasta el 25 de marzo de 2013, con el fin de mostrar al público cómo la personalidad del artista, a la vez controvertida y popular, ha influido en su obra. En esta exposición retrospectiva se reunirán numerosas obras conocidas del pintor, escultor y escritor surrealista: un total de 200 obras entre pinturas, esculturas y dibujos, completadas con documentos audiovisuales y fotográficos. Dichas obras han sido seleccionadas a partir de varios museos y colecciones privadas, pero sobre todo de las colecciones de la Fundación Dalí, el Museo Reina Sofía de Madrid y el Museo Dalí de Florida que, junto al Centro Pompidou de París, son los tres organizadores de la gran retrospectiva. De hecho, la restrospectiva viajará después a Madrid, al Centro de Arte Reina Sofía y allí permanecerá del 23 de abril al 2 de septiembre de 2013.

Más allá de la frivolidad … Bulimia creativa

Es una ocasión única para volver a descubrir las diferentes obras que han influido en varias generaciones y han revolucionado el mundo artístico e intelectual de la época. La exposición que nos propone el Centro Pompidou pretende que el espectador vaya más allá de la imagen frívola que se tiene del artista. Se centra en la personalidad de este icono del arte moderno, en sus secretos, sus temores y sus sueños. Por un lado reconocemos a un Dalí, auténtico pionero de la performance, a un Dalí mediático, presentando espectáculos televisivos, proyectos de obras de teatro…, a un Dalí “Avida Dollars – apodo que le había puesto André Breton en 1940 por su obsesión por el dinero -, con sus fiestas excesivas y sus gastos extravagantes.

Pero por otro lado, descubrimos a un artista complejo en busca de nuevas formas de plasmar la realidad, con amplios conocimientos de la historia del arte, que encontró en Velázquez una de sus mayores influencias, como podemos ver en las referencias continuas en la obra de Dalí a “Las Meninas”. Descubrimos a un artista lleno de curiosidad, un artista multidisciplinar que quiso probar infinitas formas de creación: cine, teator, ciencias,… Su “bulimia creativa” no nos dejará indiferentes.

Una exposición diferente

El visitante comienza la exposición viendo una estructura con forma de huevo en la que se proyecta a Dalí en posición fetal. A lo largo de la muestra, que sigue un doble eje cronológico y temático, se profundiza en los primeros tiempos del genio surrealista en la Residencia de Estudiantes y su relación con la Generación del 27 hasta llegar a la pintura surrealista, a la que llegó gracias a artistas como Joan Miró, Yves Tanguy o Max Ernst. Diferentes objetos surrealistas harán las delicias del visitante: “Teléfono afrodisíaco” con una langosta con sus órganos sexuales en torno al auricular, o “Busto retrospectivo de una mujer”, un maniquí con espigas de maíz en torno al cuellos y en la cabeza una baguette y figuras que representan “El Angelus” de Millet.

Instalación en homenaje a la artista americana Mae West.

También veremos instalaciones de video del provocador artista en las que “aparece integrado en su obra”, según una de las comisarias del evento, Montse Aguer (directora del Centro de Estudios Dalinianos). Dalí había hecho diferentes incursiones en los campos de la ciencia y de la tecnología (utilizó técnicas como la estereoscopía y la holografía, y por supuesto, explotó las posibilidades del cine y la televión). Aparece ante las cámaras junto a obras como “El Gran masturbador”, y también hay una gran instalación en torno a Mae West, con las facciones de la estrella americana de los año 20 convertidos en mobiliario. Al final de la visita, el visitante desemboca en una sala laberíntica que ilustra el cerebro del artista, con libros, manuscritos y películas que evocan su universo intelectual.

Por otra parte, pueden verse también obras que influyeron al artista y que lo obsesionaban, como el “Angelus” del pintor realista francés Jean-François Millet, que tal vez fuese el que impulsó el nacimiento del famoso método “paranoico-crítico” daliniano, que le permitía plasmar en forma de pintura sus obsesiones y que le ayudó a construir parte de su obra, según Aguer. Y entre los 120 cuadros del artista que se presentan veremos numerosas obras maestras del Surrealismo como: “Persistencia de la memoria”, “El Gran masturbador”, dos iconos dalinianos, y también: “El espectro del sex-appeal” o “Cisnes que se reflejan como elefantes” entre otros.

Dalí en París

La exposición que ha comenzado a finales de noviembre está teniendo tanto éxito, que el presidente del Centro Pompidou ha decidido ampliar los horarios hasta las 11 de la noche todos los días. Seguramente, llegue a tener tanto como la sorprendente exposición “Signé Dalí” (“Firmado Dalí”) que reunió a miles de personas en 2011 en el Espacio Dalí de Montmatre. Aunque será más difícil igualar a la más visitada de todas las exposiciones que ha presentado el Centro Pompidou, “Dalí” que tuvo lugar entre 1979 y 1980.

“El Gran masturbador”, uno de los iconos surreslistas de la obra de Salvador Dalí.

Podrán ver la exposición de Dalí todos los días (excepto los martes) de 11:00 a 23:00. Las cajas se cierran a las 22:00.

Ocasión para conocer el París cultural

Su viaje a la capital francesa será pues una ocasión única para descubrir el París cultural y uno de los centros de arte moderno más interesantes del mundo, el Centro Pompidou. Además de museos como el Louvre, el Museo de Orsay o el Museo Picasso, otro de los grandes artistas españoles que mostró su talento a un París admirado ante su obra.

Por MarÌa Calvo Santos (redactora de blog-francia.com)