Museos en París: El Louvre

VIsta de la famosa pirámide del patio Napoleón (Cour Napoléon). Foto de Ali Al-Talib.
VIsta de la famosa pirámide del patio Napoleón (Cour Napoléon). Foto de Ali Al-Talib.

Presentación

El Museo del Louvre es uno de los museos más importantes del mundo y el más grande de París, con una superficie de 210.000 m² de los cuales 68.000 están consagrados a exposiciones. Está situado en el centro de la ciudad, entre la orilla derecha del río Sena y una de las calles más concurridas de la ciudad : la calle Rivoli, en el distrito primero.

El edificio es de una gran belleza y constituye un atractivo en sí mismo. Se podría visitar el Louvre únicamente para admirar este antiguo palacio real : el Palacio del Louvre,  que constituye un vasto conjunto de construcciones monumentales cuya historia se remonta a 1546 a nuestros días.

El Louvre es un museo universalista, que abarca una amplia cronología : desde la Antigüedad hasta 1848, y también una amplia área geográfica : de Europa occidental hasta Irán, pasando por Grecia, Egipto y el Próximo Oriente. Está formada por varias secciones : las Antigüedades orientales, las Antigüedades egipcias, las Antigüedades griegas, etruscas y romanas, el Arte del Islam, esculturas, objetos de arte, pinturas y artes gráficas. Las obras de arte europeo posteriores a 1848 se encuentran en el Museo de Orsay y en el Georges Pompidou, mientras que las obras de arte asiático se exponen en el Museo Guimet. Por otra parte, desde la reciente construcción del Museo del Quai de Branly, las obras de arte de África, América y Oceanía tienen un nuevo espacio. Sólo quedan en el Louvre algunas obras maestras que se exponen en el Pabellón de las Sesiones.

Los 60.600 m² de salas que tiene el Louvre albergan 35.000 obras de naturaleza variada : pinturas, esculturas, cerámicas, dibujos, objetos arqueológicos y objetos artísticos. Ente las piezas más célebres del museo se encuentran : La Gioconda de Leonardo Da Vinci, la Venus de Milo, el Código de Hammurabi y La Libertad guiando al Pueblo, de Delacroix.

El Louvre es el museo más visitado del mundo, con 8,5 millones de visitantes en 2008.

El Palacio del Louvre

El Louvre bajo Carlos VIII, en El Libro de las Horas del Duque de Berry.
El Louvre bajo Carlos VIII, en El Libro de las Horas del Duque de Berry.

En el lugar en donde se encuentra hoy el Louvre, se erigía una fortaleza construida por Felipe Augusto en 1190 que ocupaba la parte suroeste de la actual Cour Carrée. La fortaleza constituía un cuadrilátero de 10 por 80 metros de lado, rodeado por fosos y flanqueado por torres. Tenía dos entradas con un torreón en medio, que es la llamada Grosse torre del Louvre.

Este castillo tenía una importante función de vigilancia del Sena, ya que constituía una de las vías tradicionales de invasiones y escaramuzas desde la época de los Vikingos.

Será con Carlos V cuando el castillo se convierte en residencia real, después de que el tesoro real antes conservado en la Maison du Temple fuese transportada al Louvre en 1317, tras la transferencia de los bienes de la Orden del Templo a la Orden del Hospital.

En el siglo XVI, el Louvre se encontraba en un estado deplorable, ya que había sido abandonado por otras residencias. En 1527, Francisco I destruye la Grosse tour, obsoleta en ese momento. Y en 1546 comienza la transformación de la fortaleza en residencia lujosa, derruyendo la parte oeste de las murallas medievales reemplazándola por un ala de estilo renacentista erigido por Pierre Lescot. Estas obras continuaron bajo el reino de Enrique II y de Carlos IX : un ala renacentista pasa a sustituir la parte sur de las murallas.

Enrique IV tomó la decisión de unir en 1594 el Palacio del Louvre al de las Tullerías, construido por Catherine de Médicis. Se trata del   « Gran Proyecto », cuya primera etapa es la Gran Galería que une el Pabellón de Lesdiguières (en honor de François de Bonne, barón de Champsaur, último condestable de Francia y primer duque de Lesdiguières) al Pabellón de La Trémoïlle (en honor de Enrique de La Trémoïlle, mariscal de campo de la caballería ligera de Francia).

Bajo el reinado de Luis XIII y de Luis XIV, los arquitectos Lemercier y, más tarde, Le Vau, edifican la Cour Carrée, cuadruplicando el tamaño del antiguo patio renacentista, para lo que se necesitó demolir la última parte de la muralla medieval. El pabellón del reloj (Pavillon de l’horloge) constituirá el pabellón central. Lermercier continúa con el ala occidental y condujo el ala septentrional hasta el primer piso.

La habilitación y la decoración del palacio son dirigidas por pintores como Romanelli, Poussin y Le Brun. Sin embargo, todas estas obras serán interrumpidas cuando Luis XIV elige Versalles como centro de poder y residencia real en 1678. No será hasta el siglo XVIII cuando Gabriel y Soufflot leven a cabo nuevos proyectos que complementarán el « Gran Proyecto ». Es el caso del proyecto de transformación del Louvre en museo, que nacerá con Louis XV y se hará realidad con la Revolución.

Cour Carrée del Museo del Louvre. Pabellón del Reloj. Foto de m43photos.
Cour Carrée del Museo del Louvre. Pabellón del Reloj. Foto de m43photos.

Desde que se destruyeron las Tullerías en 1871, el nombre de Louvre se extiende al nuevo Louvre y a la unión Louvre-Tullerías. De este a oeste se encuentra el Louvre propiamente dicho, que cierra la Cour Carrée.

Detrás de este patio, al norte y al sur, se dirigen hacia el oeste dos largas alas y dos grandes galerías que se unían con los pabellones del palacio de las Tullerías; éstas forman ahora las partes laterales del patio del Carrousel y del jardín sobre las ruinas de este último palacio. A partir de la fachada oeste del patio del Louvre, una segunda galería de 220 m acompaña en el interior a cada ala hasta la plaza del Carrousel. Este perímetro forma el patio Napoleón en el centro de la cual se encuentra la pirámide de cristal que hoy sirve de entrada principal.

Historia del Museo

Una exposición de los más bellos cuadros de la colección real tiene lugar en el Palacio de Luxemburgo entre 1750 y 1780. Su enorme éxito lleva al director general de los Edificios del Rey, el marques de Marigny, y a su sucesor, el conde de Angiviller, a elaborar el proyecto de hacer del Louvre un museo permanente.

El 10 de agosto de 1793 se inaugurará el nuevo museo, tras la transformación del proyecto en ley el 6 de mayo de 1791. Su función fue, en un primer momento, de lugar de formación para los artistas de la época que eran los únicos que podían entrar durante la semana (eso fue así hasta 1855). Los domingos era cuando podía entrar el público.

Bajo el Imperio, el Louvre pasó a llamarse Museo Napoleón, el más grande del mundo. Su director era Dominique-Vivant Denon y preside su desmantelamiento con la caída del emperador. Durante el reinado de Napoleón III, el museo sufre diferentes transformaciones, como su ampliación por Percier y Fontaine con la construcción del ala de la calle Rivoli. Así mismo, se termina la galería norte que une el Louvre con las Tullerías, gracias a la unión de edificios construidos por Hector-Martin Lefuel. Se añaden otras al sur para mantener la simetría del conjunto.

Pero en 1871, con la Comuna, el museo es incendiado, y el arquitecto Lefuel debe reconstuir parte de los edificios. Bajo el Antiguo Régimen, el espacio comprendido entre el Louvre y las Tullerías estaba recorrido por calles. Pero después del abandono de las obras del primer Imperio, las casas reaparecieron en medio de demoliciones inacabadas. Este emplazamiento está formado actualmente por jardines y por el arco de triunfo del Carrousel. Las Tullerías no volverán a ser reconstruidas, y después de años de deliberación, las ruinas serán derruidas en 1886. Y el jardín ha sido continuado sobre el emplazamiento de estas ruinas ; las perspectiva se extiende así desde el centro del patio del Carrousel hasta la Plaza de la Concordia y los Campos Elíseos.

El Gran Louvre

La magnífica pirámide del Louvre, inaugurada durante el mandato de François Mitterand.
La magnífica pirámide del Louvre, inaugurada durante el mandato de François Mitterand.

Con François Mitterand, presidente de la República desde 1981, el Louvre conoce nuevas transformaciones ; idea un programa de grandes obras en la capital, dentro del cual se encuentra el « Proyecto del Gran Louvre ».

Nuevos espacios son asignados para el museo, como el ala Richelieu (del lado de la calle Rívoli), desplazando a Bercy los locales que antes ocupaba el Ministerio de Economía y Hacienda. Además se hizo un nuevo plano de circulación con la creación de un gran hall de entrada para el público bajo el patio Napoleón, cubierto por lo que se ha erigido como emblema del proyecto : la pirámide de cristal construida por el arquitecto Ieoh Ming Peï, en 1989.

Historia de las adquisiciones

Las riquezas artísticas que compone el Louvre provienen de diferentes fuentes y ha llevado mucho tiempo constituirlas. Bajo el Antiguo Régimen, no existían los museos propiamente dichos. Pero la mayoría de los reyes franceses eran grandes amateurs y les encantaba adornar sus residencias con obras y rodearse de eminentes artistas.

Fue a partir del Renacimiento, cuando el gusto y la pasión por lo bello se manifestará de forma más efusiva. Francisco I formará parte activa del movimiento artístico de su tiempo. A su corte llegarán los pintores más célebres de Italia : Leonardo Da Vinci, Andrea del Sarto, etc ; y comprará numerosos cuadros italianos y flamencos para su palacio de Fontainebleau. Las obras constituyeron lo que se dio en llamar el Cabinete del Rey que se mantuvo como estaba en los subsiguientes reinos, y sólo se desarrolló bajo Luis XIV, gracias a Colbert, que compra en 1661 la colección dejada por el cardenal Mazarin y en 1671 la del banquero Jabach.

El Cabinete contaba a principios del siglo XVII con 200 pinturas, pero se enriqueció enormemente en diez años con 647 cuadros y 6000 dibujos, y fue transferido en 1681 al Louvre. A mediados del siglo XVIII, en el inventario figuran alrededor de 2500 cuadros.

En resumen, puede decirse que el museo está constituido por colecciones reales, básicamente por cuadros, reunidas esencialmente bajo el reinado de Francisco I y de Luis XIV. Además, están las joyas de la Corona, que pasaron a formar parte del museo desde su creación, así como un importante número de esculturas procedentes de los Monumentos franceses.

Durante el período de la Revolución y del Imperio, son traídas al museo todas aquellas obras procedentes de confiscaciones revolucionarias y de las conquistas de Napoleón después están también aquellas confiscaciones efectuadas en Europa durante las Guerras Napoleónicas, y las excavaciones realizadas en Grecia, Egipto y Oriente Medio. También hay que añadir las donaciones y legados hechos al museo, como la colección Edmond de Rothschild, y numerosas compras hechas a lo largo de los siglos XIX y XX.
En el Louvre se encuentras pues obras procedentes de épocas diversas, aunque se privilegie la Antigüedad  y el Renacimiento.

La Gioconda. Gran atractivo del Louvre.
La Gioconda. Gran atractivo del Louvre.

Los cuadros más conocidos son la Gioconda de Leonardo da Vinci  y la Bella jardinera de Rafael (adquiridas por Francisco) ; Las Bodas de Canaán, de Veronese procede del pillaje de un convento en Venecia en 1798 ; obras famosas de Vermeer o Durero fueron compradas; y otras, como el Cristo en la cruz del Greco fue encontrada en el Palacio de Justicia de Predes, en los Pirineos en 1908.

En cuanto a la escultura, que siempre había servido de ornamente para salas y jardines, comenzó a enriquecerse en parte por la herencia del museo de los Monumentos franceses y por otras adquisiciones. La escultura francesa e italiana se desarrolló sin cesar en las galerías del Louvre. Las dos estatuas más célebres del museo son la Venus de Milo adquirida por el embajador de Francia al gobierno turco el mismo año que fue encontrada, y la Victoria de Samotracia, encontrada por el arqueólogo y vicecónsul de Francia en la isla de Samotracia.

En conclusión, el museo del Louvre cuenta actualmente con 445.000 piezas (140.000 obras gráficas), de las cuales 35.000 están expuestas. Los dibujos no pueden ser mostrados más de tres meses consecutivos por razones de conservación. El resto se compone de obras secundarias que están en mal estado, y de series arqueológicas.

¿Cómo acceder al Museo del Louvre?

Por metro: Línea 1. Estación station Palais-Royal/musée du Louvre.
Por bus: bus n° 21,24,27,39,48,68,69,72,81,95
En coche: parking subterráneo al que se llega por la Avenue du general Lemonier. Todos los días de 7h a 23h.
Por Batobus : Escala Louvre, muelle (quai) François Mitterrand.
Desde el Aeropuerto de Orly: RER C dirección Champú de Mars Tour Eiffel. Descienda en la estación Chatelet les Halles, salga al exterior y ande hasta la estación de metro Saint Michel, tome el bus 27 dirección Saint Lazare al lado de la estación de metro Saint Michel y descienda en el Museo del Louvre, frente a la Pirámide.
Desde el Aeropuerto Charles de Gaulle: coja el tren de cercanías RER B dirección Massy-Palaiseau, cambiar en Chatelet les Halles, tome la línea 14 dirección Saint-Lazare, descienda en Pyramides y ande hasta el Museo del Louvre. O, en Chatelet, tome la línea 1 y descienda en Palais-Royal/musée du Louvre.

Acceso individual

Plano del Louvre.
Plano del Louvre.

El acceso por el paso Richelieu está reservado a:
-Los visitantes con una tarjeta de acceso (tarjeta del museo o tarjeta para las actividades del auditorio).
-Visitantes que se benefician de un descuento: desempleados y minusválidos (deben presentar un justificante de menos de 6 meses).
-Visitantes menores de 18 años
-Profesores de historia del arte, de Bellas Artes, de arqueología, de Artes Aplicadas o de Artes Plásticas (deben presentar un justificante).
-Visitantes con los siguientes bonos: bono París Museo Pass, Amigos del Louvre, Louvre jóvenes, Louvre professionnels, American Friends of the Louvre).

Los demás visitantes tienen que acceder al museo por las entradas de la Porte des Lions, del Carrousel o de la Pirámide.

Grupos
Los grupos de adultos con guía propio deben acceder al museo por las entradas del paso Richelieu o del Carrousel.
-Si tienen las entradas reservadas, pueden acceder a las colecciones sin esperar.
-Si no tienen las entradas reservadas, el responsable del grupo tiene que ir a la recepción de grupos para retirar su reserva. A partir de las 18h el paso Richeleiu está cerrado, por lo que el acceso se realiza por las entradas de la Pirámide o del Carrousel.

Acceso para minusválidos
Existe un acceso prioritario en la entrada de la Pirámide.
Se puede entrar también por el paso Richelieu, la Porte des Lions y el Carrousel.

Horarios
El museo está abierto todos los días de 9h a 18h, excepto los martes y los siguientes días festivos: el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.
El cierre de las salas comienza a las 17h30.

Panorámica desde las Tuileries. Foto de Escape.
Panorámica desde las Tuileries. Foto de Escape.

Visitas nocturnas hasta las 22h: los miércoles y los viernes. Las salas comienzan a cerrarse a partir de las 21h30.

El Museo del Louvre es gratuito el primero domingo de mes (excepto la exposición del Hall de Napoleón).

El acceso por la pirámide y por la Galería del Carrousel está abierto de 9h a 22h, salvo los martes.
El Paso Richelieu está abierto de 9h a 18h, salvo los martes.
La entrada por la Porte des Lions es accesible de 9h a 17h30, salvo los martes y los viernes.

Las salas de las ocho secciones del Museo del Louvre son accesibles de 9h a 18h (hasta las 10 de la noche en las visitas nocturnas de los miércoles y viernes).

El museo no puede permitir la apertura de todas las salas de forma permanente a causa de la falta de personal. Un calendario anual precisa qué colecciones están abiertas o cerradas cada día de la semana.

Los horarios de apertura de las exposiciones del Hall Napoleón

El Hall Napoleón está abierto de 9h a 22h, salvo los martes.
Las exposiciones temporales del Hall Napoleón son accesibles de 9h a 18h (22h en las visitas nocturnas de los miércoles y viernes).

Tarifas

9,5 €
(No están incluidas las exposiciones del Hall Napoleón y del Museo Eugène Delacroix).
6 € (de 18 h a 21 h 45)
(precio también de la entrada nocturna en el Louvre, los miércoles y viernes).

Exposiciones temporales en el Hall Napoleón
11 €
(Los primeros domingos de mes no es gratuita la entrada para estas exposiciones).

Entrada doble (billet jumelé)
14 €
(Para las colecciones permanentes y para las exposiciones temporales del Louvre y del Museo Eugène Delacroix)

12 euros (de 18 h a 21 h 45)
(La entrada doble para las visitas nocturnas permite el acceso también a las colecciones permanentes y temporales, los miércoles y viernes por la noche).

Panorámica de invierno. Foto de ar.t
Panorámica de invierno. Foto de ar.t

Entrada gratuita (incluye también el Museso Eugène-Delacroix).

-Menores de 18 años
-Jóvenes de 18 a 25 años residentes en uno de los países de la UE y Lichtesnstein, Noruega e Islandia.
-Visitantes minusválidos y su acompañante.
-Desempleados (justificante de menos de 6 meses)
-Profesores de historia del arte, Bellas artes, Artes plásticas en actividad.

Justificantes:
-Menores de 18 años: DNI o pasaporte.
-Jóvenes de 18ª 25 años: justificantes de residencia en un país de la UE y Documento de identidad.
-Profesores de arte: pase de educación con el sello del establecimiento.

Entrada gratuita para todos
-El primer domingo de mes y el 14 de julio, día de la fiesta nacional.

Grupos
9,50 € (de 9h a 18h)

Tarifa reducida:
6 € (después de las 18h los miércoles y viernes )
4 € para los estudiantes de un ciclo de estudios superiores.

Entrada gratuita

-Menores de 18 años
-Jóvenes de 18 a 25 años residentes en uno de los países de la UE y Lichtesnstein, Noruega e Islandia.
-Visitantes minusválidos y su acompañante.
-Desempleados (justificante de menos de 6 meses)
-Profesores de historia del arte, Bellas artes, Artes plásticas en actividad.

Reserva
(Obligatoria para la visita en grupo)

Precio único: 30€
Gratuita para: escolares, estudiantes, profesores, minusválidos, desempleados, grupos que visiten el Museo Delacroix.

Visita-conferencia:
100€
(Con un conferenciante del museo).

Crack The Da Vinci Code - Free Entry To Louvre
Entrada gratis a los museos con Paris Free Pass

Tarifa reducida

80€ (estudiantes, profesores en actividad, desempleados).
53€ (escolares).
38€ (minusválidos).

SECCIONES DEL MUSEO (PINCHE EN CADA UNA DE ELLAS)

El museo del Louvre presenta colecciones de diferentes obras de arte de las civilizaciones antiguas, del arte occidental desde la Edad Media a 1848 y del arte del Islam. Están repartidas por ocho departamentos que tienen su propia historia, ligada a los conservadores, coleccionistas y donantes.

SECCION ANTIGUO ORIENTE

SECCION ANTIGUO EGIPTO

SECCION ANTIGUEDADES GRIEGAS, ETRUSCAS Y ROMANAS: GRECIA, ETRURIA Y ROMA

SECCION ARTES DEL ISLAM

SECCION ESCULTURAS

SECCION PINTURAS

SECCION OBJETOS ARTISTICOS

SECCION ARTES GRÁFICAS