Arte y cultura parisina

El museo parisino mas reciente. Museo de artes no europeas de Quai de Branly.
El museo parisino mas reciente. Museo de artes no europeas de Quai de Branly.

París es considerada la capital de las artes, lo que la hace una de las ciudades más bellas del mundo. Y ello se debe, sobre todo, a su magnífico patrimonio cultural. Y es que París es, ante todo, una ciudad monumental, con sus edificios, sus museos, sus bibliotecas, y sus teatros que nos transportan en el tiempo y en el espacio.

A lo largo de la historia, París ha sido siempre lugar de encuentro cultural, de exposiciones, de salones, de ferias y de festivales. Esto contribuye a hacer de ella una ciudad dinámica, innovadora y creativa. Su vida cultural y artística propone, no sólo 150 museos, 100 cines, 110 teatros, 170 salas de espectáculos, sino  también “conceptos” innovadores como la Nuit Blanche, la Fiesta de la Música o Paris-Plage….

Hablar París es hablar del arte y de la cultura francesa. Referente turístico, referente social, Francia hace gala de sus artistas y de su arte. De los suyos y de todos los que, atraídos por la libertad y el ambiente expresivo, se refugiaron en sus calles y crearon en sus ateliers.

La cultura en París son sus calles, sus museos, las decenas de exposiciones, de conciertos, operas, obras de teatro y miles de pequeñas manifestaciones, encuentros, conferencias, exposiciones, muestras que en cualquier ciudad serían un acontecimiento. La cultura es tan amplia, y tan presente, que habitualmente pasa desapercibida. Ante tal cantidad de acontecimientos es necesario organizarse y reservar las entradas, enterarse del lugar y del evento. Al mismo tiempo es muy agradable caminar sin rumbo por Saint Germain des Pres, por el barrio de la Bastilla, por el Mouffetard o por los márgenes del Sena junto al Louvre y entrar en una pequeña galería de arte o ver a un famoso actor declamando en un pequeño teatro. La oferta es tan grande que podemos dejarnos llevar por el influjo cultural que todo lo cubre.

La particularidad de París es que la cultura no es cara. La hay para todos los públicos y a todos los precios. La oferta de eventos gratuitos es muy grande, el teatro, la opera y los conciertos de música clásica están al alcance de todos, con tal de que seamos un poco previsores y compremos las entradas con un poco de antelación. Los museos municipales son gratuitos y los museos nacionales no cuestan nada el primer domingo de cada mes.

Junto a los museos las calles de la ciudad son una obra de arte en si mismas. Pequeñas tiendas sacadas de otra época se acurrucan entre los grandes edificios, las galerías acristaladas se ocultan cerca de la Opera Garnier o en pleno Boulevard Saint Germain, cerca del metro Odeon. Y por todas partes libros y reproducciones de las grandes obras de arte de la humanidad.

Muestra de arte contemporáneo durante la Nuit Blanche de París

Los bouquinistas, los vendedores de libros y postales de la orilla del Sena, son una institución, con pequeñas joyas de bibliófilo y ediciones de bolsillo a precios muy razonables. Los amantes del libro deben viajar a París, recorrer sus calles y visitar las grandes librerías del Boulevard Saint Michel y Saint Germain y también las pequeñas librerías especializadas, la sueca, la polaca, la española, la portuguesa. Habrá que aprender francés pero también hay librerías especializadas la literatura anglosajona o árabe.

París es la ciudad de la Gioconda y del clasicismos, pero también lo es de las vanguardias, del cubismo, del jazz y de la música francesa.  La música de Edith Piaf nos lleva por las calles de la capital de Francia como si el tiempo se hubiera detenido, pero actualmente París es la capital de la música africana, de los sonidos mestizos, de los nuevos caminos electrónicos. La cultura francesa ha sido durante muchas décadas un compendio de la cultura euroamericana, pero hoy ya no se puede decir sólo eso. La emigración y los exiliados han llevado a las avenidas y a los museos de París a gentes de África, Asía y Oceanía. Hoy el arte y la cultura francesa son, más si cabe, un crisol donde se mezclan las más modernas vanguardias con el clasicismo burgués del II Imperio impreso en cada calle por el Barón Haussman.

Las actividades y el patrimonio de París nos invitan a descubrir una capital histórica llena de encanto y diversión.

Para visitar las diferentes secciones de Arte y Cultura de París pinche en el atajo correspondiente:

Página de Patrimonio cultural en París.

Página de Música en París.

Página de Teatro en París.

Para visitar los Museos parisinos pinche aquí.

Página de Cine en París.

Página de Principales Festivales en París.

Página de Artesanía en París.

Página de las bibliotecas y archivos de París.

Página de las Salas de Exposiciones y las galería de Arte en París.