París se rinde ante Nadal: la buena imagen de España

Federer y nadal, alejados de la violencia y el desprecio de otros deportes, ejemplo como deportistas y personas, una buena imagen para sus paises.

Roland Garros cierra sus pistas y apaga los focos tras una quincena plena de emoción y buenos partidos. París, la capital de la tierra batida, se ha rendido de nuevo ante la fuerza y la destreza de Rafael Nadal. Como ya es tradición, el mallorquín vuelve a vencer en su torneo predilecto. Sexto título, igualando al sueco mítico Björn Borg.

Tras una semifinal histórica donde Roger Federer venció al invicto Novak Djokovic, en la final, Nadal, supo sufrir y nunca dio una bola por perdida, derrotando a su amigo Roger Federer.

Muchos buscan guerras donde no las hay y, con espanto, hemos visto publicadas en la prensa española informaciones muy demagógicas que buscan el enfrentamiento inexistente entre Francia y España. El público parisino apoyó en la final a Roger Federer, lo cual no le impidió reconocer al gran campeón y mejor persona que es el señor Nadal. El chovinismo español, de ciertos periódicos y voces, muestra que muchos no saben ganar y, sobre todo, que desearían conflictos y desdenes, luchas fraticidas como las de la época de John McEnroe.

Pero no, ni Nadal, ni Federer entran en ese juego. Rafael Nadal se disculpó en su discurso por haber vencido al mejor tenista de todos los tiempos, el suizo Roger Federer. Esa modestia sí que es una buena imagen para el país. París supo reconocerlo con una cerrada ovación. Esa es la marca de los campeones, los de verdad, los que ganan con honor y con más honor pierden. El señor Nadal mostró una vez más, y esperemos que siempre sea así, su educación y el respeto que muchos de nuestros padres nos inculcaron: generoso y humilde en la victoria, tranquilo y pragmático en la derrota. Muy diferente la actitud de Djokovic, siempre gracioso, excepto cuando pierde, no queriendo responder a las preguntas de la organización y olvidando su tradicional humor.

El público, mayoritariamente francés, anima respetuosamente a quien le da la gana. Y cambia de opinión, lógico tras abonar un Potosí por las entradas, y ver que uno de los dos tenistas domina con creces. A pitos y desprecios, que casi no existieron, los ibéricos también somos campeones, muchas veces contra nosotros mismos. Por todo ello, queríamos mostrar desde blog-francia.com y con conocimiento de causa que, esa imagen de una Francia soberbia es tan falsa como la imagen soberbia que cierta prensa da de España. Es más triste cuando, quienes abusan del populismo para críticar a millones de personas, son cargos de los que se espera mayor responsabilidad y que cobran del erario público.

La imagen de España en Francia ha mejorado mucho en los últimos decenios, algo que parecen no comprender los periodistas. España hoy es un sinónimo de calidad y arte, de savoir vivre, de ocio y disfrute, pero sin menosprecio, más bien todo lo contrario. Gracias a actores, directores, músicos, deportistas y algunas empresas, en Francia podríamos decir que la impresión que se tiene de España es hasta casi demasiado positiva. Por ello, se desconocen las causas de la crisis económica, los problemas internos entre las diversos niveles del Estado, etc… Los éxitos de Rafael Nadal, la selección de fútbol, Fernando Alonso, autores como Javier Marías, Arturo Pérez Reverte, Manuel Vázquez Montalbán o Carlos Ruiz Zafón, músicos como Jordi Savall y cineastas como Almodóvar o Amenábar, más el tirón indestructible del flamenco, la fiesta, la gastronomía y el recuerdo de la Guerra Civil completan un panorama respetado, deseado y admirado. Si en el imaginario anglosajón, Francia representa el flair (el estilo, que mezcla calidad y flexibilidad, todo lo contrarío a la rigidez anglicana) en el imaginario francés, España es la pasión artística y la capacidad para disfrutar de la vida. Por muy falso que pueda ser, está muy lejos de la imagen de odio que se quiere transmitir de nuestros vecinos galos.

Así pues, queridos lectores, no crean en la demagogia barata y en chivos expiatorios caricaturizados. Los franceses no son ni mejores ni peores que el resto, siguen siendo tan humanos como el resto. Desconfíen de los que buscan la solución a los problemas propios usando como cabeza de turco a los vecinos y a los primos lejanos. Para comprobarlo, que mejor que un vistazo a blog-francia.com y una visita al hexágono. Viajen, vean lo grande que es el mundo, lo grande y parecido que es a su propio lugar.

Por Cala Goliznar.

Video de la entrega de premios dónde Rafael Nadal se disculpa por ganar y agradece a todo el mundo su presencia y apoyo. Como debe ser.
[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/xj4g7l_nadal-federer-roland-garros-finale-ceremonie-2011_sport[/dailymotion]

3 thoughts on “París se rinde ante Nadal: la buena imagen de España

  1. Viivi Pitkanen

    - Edit

    Amiga Cala

    Me sorprende y congratula a la vez encontrar una página en la que además de información sobre como organizar mi viaje, se puede encontrar anotaciones personales y de opinión de los administradores.

    Además dichas opiniones parecen nacer ciertamente de su interior, no dejándose arrastrar por corrientes ni convencionalismos.

    Simplemente felicitarles por el trabajo.

    Mucha suerte y ánimo!

  2. Las gracias se las da nuestro equipo de redactores a los lectores como Usted, que aprecian nuestro esfuerzo y trabajo, y que son, en el fondo, el fin último. Blog-Francia.com apuesta por ser una página referente que vaya más allá de la mera guía turística, con contenidos de calidad y artículos de fondo que estén al nivel de los grandes periódicos.
    Gracias, Sra Pitkanen, por su apoyo y su atención, nuestro más preciado tesoro.
    C.G.

  3. Llego un poco tarde, encontre esta pagina por casualidad, y no sabe hasta que punto me alegro haberlo leido. Soy francés y llevo 10 años viviendo en España, y casi los mismos años luchando contra estos estereotipos tan falsos sobre los franceses. Y siendo un gran aficionado al deporte, sufro aun muchisimo mas de este odio irracional hacia Francia. Y ademas, como con el ejemplo de Nadal, justifican este odio inventandose el odio “ajeno”. Y como bien dices, duele aun mas que lo hagan gente supuestamente “seria” y “documentada” como lo tendrian que ser los periodistas.
    Gracias por este blog.
    Saludos

Comments are closed.